domingo, 22 de junio de 2008

laberintos misticos

























































































Los laberintos místicos:
Aparte de construir catedrales, los monjes templarios (negros) o Benedictinos, se especializaron en la agricultura, junto con los cistercienses conocían las fuerzas telúricas de la tierra y eran buenos zahories, sus habitos negros absorvian todas las radiaciones del espectro solar, así empequeñecían el aura a los ojos de los clarividentes, mientras se llenaban de conocimiento.
A este conocimiento se atribuye la construcción de los pozos iniciaticos, donde la luz ilumina tan solo unos minutos y el iniciado debe prenderse de si mismo como el pabilo de una vela.
Aparte de ello, en cada localidad que se asentaban, hacían un estudio profundo de las tierras y el cultivo, y construían pasadizos, túneles-atajos para llegar en tiempo breve a los destinos prefijados sin ser asaltados.

Estos laberintos místicos ocultos al profano y siempre vigilados, están por toda la geografía hispana, Comenzaron bajo el templo de Salomón en Jerusalén, y prosiguieron en toda Europa. Muchos de ellos ya estaban cavados, (como las catacumbas cristianas) ellos posteriormente hicieron ramificaciones y cisternas.
Monasterio de Sopetran; Torre del burgo: Guadalajara, carretera de Hita.
Tras la invasión árabe fue destruido y reedificado por mozárabes alcarreños en el año 847 con la ayuda de san Eulogio.
derrumbado de nuevo por el rey Adafer y refundado por Ali Maimón, hijo de Almamúm en 1055.
Durante una de las campañas cuando regresaba con numerosos prisioneros, estos rompieron sus cadenas y consiguieron huir. En este momento el príncipe moro contempló la aparición, junto a una higuera, de la Virgen, la cual le ordenó que se convirtiera a la fe de Cristo, peregrinara a Roma y levantara el monasterio de Sopetrán.
Tras caer en un cierto abandono, volvió a reconstruirse a finales del siglo XI, pues Alfonso VI de Castilla,quiso agradecer de este modo a la Santísima que le salvase la vida cuando estaba cazando y fue atacado por un oso.


















ermita


entrada a la casa rural "el cercado de sopetran"







Bajo sus ruinas, un gran laberinto de galerías fueron utilizadas por los monjes para realizar ritos capaces de llevarles a trances místico-simbólicos. Largos atajos bajo los montes que también les servían para detener, viajar deprisa o hacer emboscadas. Uno de ellos llega hasta la cercana ermita cuya fuente tiene fama de milagrosa. Otros van hacia Hita, Siguenza, Jadraque etc.
Restos de ellos aún son visibles en la casa rural de Torre del burgo, (mirador de Sopetrán), otras ramificaciones se perdieron al hacer carreteras y otras construcciones.
Así describe la dueña de la casa rural:

El cercado de sopetran (casa rural)
Sopetran es un lugar para descansar y sentir la energía que nos hará ver el mundo de otra manera. Enclavada en un paisaje castellano árido y de hermosísimas puestas de sol, en la ruta del Arcipreste de Hita, se encuentra esta antigua casa de labranza. Lugar hístorico, paz, comodidad y ambiente rural.
La casa dispone de todas las comodidades propias del hogar para pasar unos días inolvidables. En los aledaños de la casa se pueden descubrir los recovecos ancestrales de una cueva celtibérica, además de disfrutar de agua de manantial y frutos ecológicos.
En las cercanías se puede visitar lo que fue el Monasterio Benedictino de Sopetrán, y conocer Hita, Argecilla, Ledanca, Valfermoso, Utande, Muduex, Valvaldearenas, adraque, Cogolludo, Atienza, Sigüenza y el valle del río Badiel, paisaje desconocido y de incalculable belleza. A pocos kilómetros se pude montar a caballo, practicar senderismo o bicicleta de montañ, ala delta y parapente. Se puede comer cabrito en jadraque o Cogolludo. También podemos comer en Muduex o en el monasterio benedictino de Valfermoso, previa cita.
la forma de llegar:

Desde la autovía A-II, Madrid-Barcelona se pueden coger dos desvíos posibles, uno próximo al municipio de Taracena cuya salida indica dirección Jadraque, y otra a unos diez kilómetros de distancia, cerca del municipio de Torija, que nos desvía dirección Torre del Burgo.
Torre del Burgo es un pueblecito de Castilla la Mancha (España) situado muy cerca de Hita, un muy antiguo e histórico pueblo famoso gracias al Arcipreste de Hita, autor del libro del Buen Amor, en la Edad media.
Torre del Burgo tiene dos fiestas importantes a lo largo del año. La primera tiene lugar el primer fin de semana de Agosto, con toros y música por la noche. La segunda es una fiesta religiosa que se celebra el 8 de septiembre con motivo de la festividad de Nuestra Señora de Sopetrán.
Se puede acceder al pueblo en autobús o en coche.
La primera imprenta en España, (Sefarad para los judíos) se fundó en la ciudad de Guadalajara, donde Moisés de León escribió el Zohar; el libro más esotérico; donde se nos enseña a contemplar la llama de una vela, sus colores y el significado de los mismos.
Del sincretismo religioso por estas tierras las historias de Santos: Casilda, Rosalinda, Trahamunda, Colomba, Prisciliano, Santiago....